La crucifixión es un método antiguo de ejecución que sigue siendo usado en la actualidad, donde el condenado es atado o clavado en una cruz de madera o entre árboles o en una pared, normalmente desnudo, y dejado allí hasta su muerte.

Detalles de la crucifixión
wikipedia

Hace poco más de año y medio fui sacrificada, no sin antes disfrutar de ocho meses de una de las más duras de las penitencias, el voto de silencio del que consideraba mi mentor, maestro, compañero, amigo y familia, o al menos eso creí durante 10 largos e intensos años. Obviamente me equivoqué, pensé lo que prefería creer y caí en el encanto del mayor encantador de serpientes, jugador de poker, manipulador de mentes y psicópata que he conocido jamás. Tampoco creo que llegue a conocer a otro enfermo así, o al menos eso espero. Algunos lo llaman buen hombre, hasta lo llamaron Dios, pues en su poder residió decidir quién podía morir y quién podía seguir viviendo.

Salvaba a algunos desahuciados, otras veces mataba a los sanos. Su poder era inmenso hasta que una pequeña persona se enfrentó a su poder y le dijo que ya no le creía, que no tratase de usar la manipulación para poder lograr su objetivo.

Ni Dios, ni veterinario, solo EMPRESARIO. No soportó que alguien como yo, le mirase a la cara y le dijera : te conozco y veo tu alma

Nunca más volvió a intentarlo, su odio e ira cayó sobre mí. Buscó otros aliados, excluirme y eliminar la amenaza, esperando a que yo sola decidiera ponerle fin a esa lenta, asquerosa, rastrera y sucia maniobra.

Los que me conocéis sabéis su nombre…

La crucifixión era usualmente utilizada para exponer a la víctima a una muerte particularmente lenta, horrible (para disuadir a la gente de cometer crímenes parecidos) y pública, utilizando todos los medios necesarios para su realización. Los métodos de la crucifixión variaban considerablemente con el lugar y el tiempo donde se efectuaban.

Detalles de la crucifixión
wikipedia

Si de todo esto hay que ganar algo, he ganado el poder darle la vuelta a la tortura del engaño, a los 2 años de insomnio, ansiedad y anorexia, pesadillas reviviendo una y otra vez los peores momentos de traición sufridos. 

Hoy puedo despertar de otra mala noche de volver a tener enfrente a la indiferencia, el odio y el pasado más reciente y poder transformarlo en una imagen. Así es como yo me he sentido y como aún cada mañana de pesadillas vuelvo a vivir.

Hoy tengo una vida muchísima mejor a la que tuve, hoy lo veo. Sigo buscando mi camino, mi renacimiento, a esa YO que se perdió en el camino, tratando de hacer lo que tenía que hacer en aquel y muchos otros momentos.

Hoy estoy en cuarentena y aunque soy Auxiliar Veterinaria y no enfermera en hospitales, tratando de salvar vidas y exponiéndome a la muerte física, quiero mostrar mi solidaridad, admiración e incredulidad al momento que estamos viviendo en este 2020. Nadie saldrá igual de este confinamiento, igual que yo no soy la misma de hace 10 años. 

Hoy los sacrificados y crucificados son nuestros sanitarios y veterinarios, hombres y mujeres que se exponen a un virus letal, casi sin protección, con cansancio, enfrentándose a lo desconocido y sin saber como ni cuando acabará esta locura que empezó…parece que hace un siglo.

Que del sufrimiento y los que quedarán en el camino, salgamos siendo más fuertes, más sanos, más humanos, con mayor capacidad de amarnos y menos egoístas.

Acabo este texto sintiendo el orgullo de poder crear en vez de destruirme. De poder aprovechar mis miedos, traumas, inquietudes y conocimientos y decidir hacer algo creativo con todo eso que no se va del todo, aunque si cada vez está menos y duele más suavemente.

Y ya no desgarra por dentro, ahora es arte, es creación, es imaginación y creatividad. Si después de todo eso es mi lección y sigues siendo mi maestro, te sigo dando las gracias y te perdono. Porque eres como escorpión de la fábula que más puedes hacer, si solo eres un escorpión…:

 Un escorpión le pide a una rana que lo ayude a cruzar el río, prometiendo no hacerle ningún daño, puesto que si lo hacía, ambos morirían ahogados. La rana accede, subiéndolo a sus espaldas, pero cuando están a mitad del trayecto el escorpión pica a la rana. Esta le pregunta incrédula: «¿Cómo has podido hacer algo así? Ahora moriremos los dos», ante lo que el escorpión responde: «No he tenido elección; es mi naturaleza».

Ya solo me queda dar las gracias a la maravillosa Dr. Escuela ya que sin ella nunca hubiera llegado a llevar a cabo esta fotografía y todo lo que en ella habita. En ella estoy aprendiendo a sacar lo que imagino, saber plasmarlo, y la valentía y una pizca de locura para poder realizarla. Gracias David Rieri.

Sin todo lo que en ella voy aprendiendo acerca de iluminación, composición, edición y el trabajo de Couching de mi Rebe esta foto no existiría.

El ver el trabajo de mis compañeros , ver como crecen y todo el amor que hay en línea, es lo que me hace querer hacer mis chalauras.